Ahora en Markting de contenidos le llaman Storytelling  pero es bastante antiguo, de hecho, sin querer rozar la herejía con el ejemplo, un gran ejemplo de storytelling es la biblia católica y otras de otras religiones también. Utilizaban historias cortas para acercarse al lector y dejar un pequeño mensaje en su interior. Me hace gracia porque no me lo había planteado nunca pero es un buen ejemplo, las historias de lobos asesinos, contadas en las casas de los pueblos a los niños, cuyo objeto era servirles de protección, eran los incipientes storytelling que ahora están tan de moda en marketing de contenidos.

¿Para qué sirven esos cuentos ahora? Básicamente es lo mismo, cuentan una historia relacionada con la marca y sirve de contenido formal para redes sociales. Si la historia es buena y está bien contada, conseguirá captar nuestra atención, ser atrayente para los seguidores y no seguidores de la marca. Por otro lado, si conseguimos que éstos compartan nuestra historia se difundirán los valores y/o productos de esa marca que es nuestro objetivo final.

Qué hacer para que Storytelling sea interesante para nuestros seguidores

  1. Fundamentalmente hay que tener una buena idea relacionada con el producto o servicio que publicitamos.
  2. Si tiene una buena dosis de humor, ¡mejor! Las historias que consiguen que sonriamos son las más compartidas.

 

Cosas que no hay que hacer en un buen Storytelling para contenidos de Redes Sociales

Por mucho que insista el cliente, no hay que poner necesariamente, ni la marca, ni el producto.

Leave a Reply